lunes, 27 de octubre de 2014

CONFERENCIA DE JULIO RUBIO GÓMEZ EN LA SEDE DE LA CULTURAL TELEFÓNICA DE MADRID, ORGANIZADO POR EL GRUPO LITERARIO "TINTAVIVA" (17-10-2014)



                  Julia Gallo Sanz                                               Julio Rubio Gómez



PALABRAS PREVIAS
           
Se me hace un poco difícil hablar de Julio Rubio Gómez conteniendo la admiración que siento por él. Así que he de echarme el bozal de la mesura, si no lo hago saldrán desbocados mis sinceros y múltiples giros de alabanzas hacia su persona porque, Julio: 
“Eres un valiente, un luchador,  un ser humano de ´pro´ - en pro de:
Los que llenaron las cárceles
Los siempre sospechosos de todo,
Las que llenaros los bares de burdeles,
Los que fueron cosidos a balazos al cruzar la frontera,
Los eternos indocumentados,
Los hacelotodo,
Los vendelotodo,
Los comelotodo,
Los tristes más tristes del mundo”.
(Son versos del POEMA DE AMOR  de Roque Dalton que Julio ha entresacado y transcrito en su libro DECIMOCUARTO ASALTO).

Este madrileño de 36 años nació en Hortaleza, vio la luz en cuna almohadillada, y creció rodeado de comodidades.
Para abreviar su amplio y variado currículum, diré someramente que hizo Empresariales, se licenció en Educación Social, es entrenador de boxeo y escritor.
Finalizados sus estudios trabajó en un par de multinacionales, empleos que pronto dejó para comenzar con el trabajo social en Canillas, y ya no paró.
Entre un largo etcétera de sus muchas iniciativas  como educador, fundó la emisora de radio “Los sonidos de mi barrio”, actividad con gran y positiva repercusión en los chicos.

Y a mí se me llena la boca con la pregunta:

¿Por qué  ese afán y compromiso humano, siendo Julio tan joven y teniendo una vida cómoda?, ¿por qué, Julio? 
Llegados a este punto, he de ir a su libro testimonial DECIMOCUARTO ASALTO - La adolescencia golpeada, en él nos lo dice sencilla y claramente:
“Lo haces por pasión, por lucha, por justicia social”.
Para conocer su labor educadora, es preciso hablar de esta obra vivencial, que ya va por su cuarta edición. 
Julio recoge en su libro, que no es una novela de ficción, ni una biografía, sino un conjunto de reflexiones dichas en voz alta, un desahogo de vivencias que asfixian el temple del autor, y tiene mucho, como iba diciendo, Julio acopia en su libro, entre otras muchas, una cita de George Orwell de eterna vigencia:   “En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”, y sí, este alegato: DECIMOCUARTO ASALTO es un acto revolucionario ya que, además de narrarnos su experiencia como Educador Social, hace pensar, y pienso, valga la redundancia, que pensar alarga la estatura de la mente;  además de hacer pensar, esta exposición de hechos también conmueve, sentimiento que, a mi juicio,  provoca la revolución más honda.
Siguiendo con su libro coral, en el que Julio narra lo que vive, lo que hace, lo que lucha…,  he de decir que lo cuenta, lo describe, con una humildad meridiana carente de ego, como si fuera únicamente el conductor del testimonio, cuando él es el que brega con cada situación dramática acaecida a los niños y adolescentes en la asociación de su barrio e instituciones en las que trabajó mientras lo escribía.
Entre otros tantos, poetas, filósofos, cineastas, boxeadores, y hasta el propio Don Quijote y su fiel escudero Sancho, Julio cita a Unamuno: “No proclames la libertad de volar, sino da alas”, y Julio se aplica la recomendación de don Miguel.
Después de que lo echaran de la asociación de su barrio por dar alas y voz a los chicos y chicas, le ofrecen un puesto en Proyecto Hombre, donde tampoco le dejan libertad de acción en cuanto a llevar las clases a su forma y manera, a pesar de que es notorio que los chicos confían en él, escuchan a Julio y lo respetan.

Julio deja Proyecto Hombre y se va a El Salvador; trabaja en diferentes instituciones; se traslada a Tánger….
Nuestro invitado nos irá contando su periplo, cometido en el que sigue totalmente entregado en la actualidad.

Ya siento que le estoy robando tiempo y debo cederle el micrófono…

Julio, me gustaría que nos leyeses el poema de Eduardo Galeano, del que he sacado el título de tu conferencia: “Los dueños de nada”.
Y ya, encájate las alas, desde este instante tienes alas y voz.
Con todos nosotros  Julio Rubio Gómez.
                                                                                                          (Julia Gallo Sanz)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

CATÁLOGO DE LA EXPOSICIÓN "EL TRAZO Y LA PALABRA"